jueves, 18 de marzo de 2010

¿Un antiguay?

Acabo de recibir un mail que me avisaba de un nuevo comentario anónimo. Dado que recibo unos 0,1 comentarios diarios en el blog, lo he leido de inmediato. Decía el susodicho comentario en la primera entrada de la serie "Ser guay es guay":

Tu no eres guay tu eres un FRIKI con letras mayusculas no intentes ser guay porke no lo eres lo q eres es un TONTO qe intenta ser el cabecilla d tus amigos
en fin.... SE COMO ERES I NO CANVIES POR LO QE TE DIJA GENTE TONTA COMO ESTA

Intrigado por semejante alarde liguístico e investigo en el Sitemeter (link al final de la página) de dónde procede un consejo tan sabio.

Observo primero de dónde viene la visita, pero casi por casualidad veo también a través de qué página el comentarista había ido a parar a mi blog. Para mi desgracia. La visita procedía nada más y nada menos que de una búsqueda en Google: "como ser un tio guai".

Ahí, con dos cojones.

16 comentarios:

peibol dijo...

Jajajajajajaja. Señoría, no haré más preguntas. XD

Juanito Efectivo dijo...

jajajaja, es evidente: le enfurece que tanta gente le apunte a ser guay. Ser guay con tantos guays por ahí no tendría mucha gracia.

X dijo...

Me asombra su capacidad para escribir mal "guai" en la búsqueda pero bien en el comment. xD

Dicho sea de paso, en el fondo empatiza contigo. Sé como eres y no cambies por lo que te diga la gente. No lo digo irónicamente. Este ser tiene salvación si se le coge a tiempo.

Fisher Sapphire dijo...

Jajajajajaja, hay elementos por ahí muy grandes! Jajajaj

Anónimo dijo...

tu eres un chaperaco como me mierda!!!
Hay q ser faritón pa tener un blog!

El extraño desconocido dijo...

Peibol: ni yo daré más respuestas

Juanito: si esto sigue asi lo guay será no ser guay!

X: El chaval tiene capacidad de aprendizaje. Parece que lo vio bien escrito en el blog y lo memorizó. Lo que pasa es que no ha debido leer mucho!

Fisher: Ya te digo, y parece que se multiplican

"Anónimo": está clarísimo quién eres, pringao. Qué pasa, que estás celoso y también quieres que te dedique una entrada?

xenia dijo...

Me quedo loca... se deben de aburrir mucho y tener mucho tiempo libre para faltarse así con la gente.

En fín que ser guay lleva su tiempo jajajaja.

Sí, lo sé, hace mucho que no paso por aquí, bueno que no comento, pero leer, sigo leyendo, A TODOS!

Brubaker dijo...

Desde luego este elemento no es académico de la lengua, menuda joya.

Yyrkoon dijo...

En realidad, jóvenes ignorantes, lo que este áureo filósofo os presenta es una paradoja para que meditéis, "eres tonto", "no cambies" (perdonad mis erratas de transcripción).

Medita Extraño, medita...

JuanRa Diablo dijo...

Jajajaja. Y no encontró lo que buscaba?? Pero si das las claves a la perfección!! XXDD

Ay, si no fuera por estos raticos y los que nos tiramos en el vater...

Martha dijo...

Juer...cuánto dan qué pensar algunos anónimos, eh! Y mira que ellos, no tienen mucha pinta de pensar mucho...En finsssssss!

JuanRa Diablo dijo...

Come back!

Jorge Ampuero dijo...

Es mejor ser uno mismo
y ya.

Saludos...

El Diablo dijo...

Schreiben!

El extraño desconocido dijo...

Enga, ya va siendo hora, tienes razon!

establedentrodelagravedad dijo...

Supongo que con "gente tonta como esta" el individuo en cuestión se estará refiriendo a sí mismo, ¿no? En realidad no frecuento este blog pero mirando cosas topé con esta entrada y me llamó la atención. Es que esto de la peña que va insultando por Internet en plan riego por aspersión (insultos en todas direcciones), me sigue pareciendo uno de los "ciberfenómenos" más curiosos de la red, únicamente comparable con el tema de los que tocan la bocina por cualquier cosa mientras conducen porque, protegidos por la carrocería, se crecen. A juzgar por este caso, parece que el anonimato internáutico y la falta de riego cerebral no hacen sino potenciar esta clase de actitudes. Es más, algunos se hacen pasar por otras personas para amenazar con acciones legales o simplemente fingirse más legitimados para insultar.

Sea como sea, el mundo del ciberodio es complejo y apasionante, y la pincelada de él que aquí nos das resulta de lo más ilustradora: en este caso, el pobre tipo simplemente quería ser guay. Criatura, si es que al final uno hasta les coge cariño...
¡Saludos!