lunes, 8 de junio de 2009

Los hermanos Dassler

Adolf Dassler (1900-1978)
Rudolf Dassler (1898-1974)


Ambos hijos de Cristoph Dassler, un zapatero alemán, y su mujer Paulina Dassler. Ambos nacieron y murieron en Herzogenaurach, un pueblo de Baviera (Alemania).

Tras la primera guerra mundial, en la que los dos estuvieron presentes, Adolf comenzó a trabajar en la zapatería de su padre a pesar de haber aprendido el oficio de panadero. Al poco tiempo se empezó a especializar en producir zapatillas de deporte, actividad que apoyó su padre con fuerza cediendo completamente el taller a su hijo. Cuatro años después, en 1924, Rudolf se unió a su hermano formando así la empresa "Gebrüder Dassler" (hermanos Dassler). En 1925 aparecieron de su mano las primeras zapatillas con clavos, tanto para fútbol como para atletismo. Tal fue el éxito de estas zapatillas que ya en los juegos olímpicos de 1936 fueron llevadas por varios atletas, entre ellos Jesse Owens.

Los dos hermanos se declararon nacional-socialistas y lucharon en la segunda guerra mundial. Sin embargo, debido al reconocimiento ya alcanzado a través de su negocio, pronto pudieron volver a sus actividades empresariales.

En 1940 Rudolf tuvo un affaire con la esposa de su hermano, lo que hizo que las discusiones entre los dos hermanos, ya de por sí frecuentes, se agudizaran mucho más. Este hecho se considera el principal desencadenante del resto de la historia.

Al finalizar la guerra Adolf y Rudolf fueron encarcelados por los americanos. Adolf fue liberado poco tiempo después gracias a que había apoyado a varios atletas americanos en los juegos olímpicos con sus zapatillas. Sin embargo, Rudolf permaneció preso un año, acusado de pertenecer a los servicios secretos alemanes y haber trabajado en labores de censura. Los soldados americanos afirmaron que quien había acusado a Rudolf pertenecía a su entorno más cercano, lo que levantó en él la sospecha de que el delator habría sido su propio hermano. Durante el año que estuvo preso, Adolf no hizo nada por intentar liberarlo, lo cual no hizo sino reafirmar sus sospechas.

Tras ser liberado en 1946, Rudolf acusó a su hermano de haber sido él quien pertenecía a los servicios secretos alemanes, lo cual nunca pudo probar.
Poco tiempo después los dos hermanos decidieron repartir la empresa y fundar cada uno su propia marca.

Adolf Dassler, apodado desde pequeño "Adi", fundó la marca Adidas.

Rudolf Dassler pensó primero en llamar a su marca "Ruda", también formada por las primeras letras de su nombre y apellido, pero cambió después a Puma (haciendo mención al rápido animal del mismo nombre).

Las brutales discusiones que los dos hermanos habían empezado ni siquiera acabaron con su muerte, ya que sus propios hijos siguieron enfrentados durante años.

27 comentarios:

Yopopolin dijo...

curiosisima historia, no tenia ni idea de que adidas y puma tuviesen un origen comun...

muy guay, don guay!

saludos

Brubaker dijo...

Pero esto es la Wikipedia o que esta pasando aquí.Señor extraño estas muy extraño, podrías haber contado la historia de los hermanos Johny y Michael, creo que al menos tendría más gracias y encima la has vivido en primera persona.

Saludos

JuanRa Diablo dijo...

Me pregunto si hubieran tenido algún futuro las zapatlllas Adolf y Rudolph
Lo que hace el márketing...

Por lo que cuentas, lo raro es que no se hubieran puesto a fabricar guantes de boxeo...

Un saludo!

Superpatata dijo...

Curiosa historia, la desconocía por completo.
Llevas mucho tiempo perdido!! ¿Dónde te metes?
Saludos!!

peibol dijo...

Voy a pensar que mi último comentario en la entrada anterior, tuvo un efecto directo en ti :p

Curiosa historia, y bien hecho en cambiar sus nombres, pues si no serían las zapatillas de "el reno de papa noél" y "el dictador de Alemania". Ahora que lo pienso... la historia de mis adoradas All Star es un muermazo al lado de esto :s.

¡Saludos!

X dijo...

Qué extraño este post en este blog, aunque creo que vuelve a convertirse en uno de mis preferidos. Aunque sé que tú lo sabes, como dato curioso para los lectores que leen los comments además del post (que seremos dos de cada cien xD), "zapatero" en alemán es "schumacher". O al menos eso tengo entendido. xD

xenia dijo...

Yo si sabía de esto, fíjate tú! jajaja.
¿Donde te metes?, ¿por qué nos abandonas de esas maneras? xD
Me alegro que estés de vuelta, un besazo.

xenia dijo...

Yo si leo los coments!!! con lo cotilla que me parieron!! jajajaja.

Cris dijo...

Ummmm ¿en serio? tela marinera la de historia que llevan las zapatillas entonces... no tengo ni de unas ni de otras pero joe... tendré que elegir bien... no las cargará el diablo, no? es que ahora me da no se qué....

Tu amigo Unai me da hoy recuerdos para ti, hicieron una obra ayer en Madrid pero al final no pude ir a verla, una pena...
Bueno... saludos recibidos?

bss tio guay ;)

Chica del Tren dijo...

No sé si lo he dicho, pero... HE VUELTO!

adriana rey dijo...

Muy interesante extraño, pero sí que estás extraño, últimamente con este tipo de entradas!
(Ah, yo soy la segunda de los cien que leo los comments)

X dijo...

Eso, Xenia, hace de los otros 98 unos cabrones jajajaja. :D

Yyrkoon dijo...

Emmm, los últimos post están un poco raritos no?
Personalmente me gustaba más el estilo senseless es que tenías, ¿a que debemos tan extraño cambio de tendencias?

X, en alemán, si no tengo mal entendido (aunque seguro que algún erudito puede iluminarnos) hay dos "zapateros" el que hace zapatos y el que repara zapatos, no recuerdo cual de los dos era schumacher, pero en cualquier caso no lo des por verdad absoluta.

(!) hombre perplejo dijo...

Yo recuerdo que Nike es un invento de una mujer herrera en la Edad Media, que grababa este símbolo en la coraza de su mejor cliente para que los demás supieran que era obra suya. Al principio se reían de ella, pero... mira dónde ha llegado el asunto.

referencia: "Destino de caballero"

dijo...

Todo un hallazgo. Enhorabuena.

Trenzas dijo...

Niké es también, y antes de la herrera medieval, el nombre de la diosa griega de la victoria, pero me ha encantado ese dato sobre la herrera, que no excluye nada griego, por cierto. Muy buen dato Hombre Perplejo; investigaré más :)
Y después de esto, decirle al Extrañísimo Extraño, que me ha gustado la historia y que no importa si de vez en cuando uno deja descansar su cocorota de unas cosas y nos acerca otras. No hacen reír tanto, pero son bien interesantes.
Espero que los nietos hayan hecho las paces :DD
Un abrazo fuerte E. D.

Brubaker dijo...

¿Esto acerca a Alonso a Ferrari?

El extraño desconocido dijo...

Ahi van las respuestas (qué pereza, se me han acumulado ya 17 comentarios!)

Yopo: gracias y saludos para ti tambien.

Brubaker: simplemente me parecio lo suficientemente curioso y desconocido como para escribir una entrada. Perdóname que no tenga otro blog en el que escribir este tipo de cosas.

JuanRa: La verdad es que los nombres les quedaron chulos, eh?

Superpatata: he estado de vacaciones, después de viaje de trabajo y después un tanto depre. Pero ahora creo que he vuelto.

Peibol: mmmm... no me acuerdo de tu comentario pero supongo que sí hizo un efecto en mí, jeje.

X: y cuándo dejé de ser uno de tus preferidos? Ahí me has intrigado!

Xenia: os he echado de menos ;-)

Cris: pues dale recuerdos de vuelta y dile que es un "disastre", que ya sabe él por qué.

Chica del tren: no lo habias dicho, pero me alegro.

Adriana: lo que pasa es que no estoy tan gracioso, pero creo que ya me he curado. Lo veremos en el proximo post.

Yyrkoon: no te preocupes, es solo una venada intelectual que me ha dado, pero ya se me ha pasado. Y deja de criticar y escribe algun post mas, hombre!

Hombre Perplejo: pues la verdad es que el simbolito es bien chulo.

Tú: gracias y bienvenid@

Trenzas: mucho me temo que no han hecho las paces ni creo que las hagan. Gracias por tu apoyo, tanto si escribo tonterías como si escribo algo interesante :-D. Otro abrazo para ti.

Brubaker: Esto acerca definitivamente Adidas a Puma

El extraño desconocido dijo...

CURIOSIDAD ZAPATERIL:

A ver, Schuhmacher significa zapatero (de hacer zapatos). El de fórmula 1 se apellida Schumacher (sin hache), que es una derivación del primero a lo largo de los años.

La otra profesión que apuntaba Yyrkoon, la de zapatero remendón, es Schuster (esta vez sí es el apellido del jugador y entrenador de fútbol).

Sin embargo, hoy en día se usa para las dos cosas Schuhmacher.
Schuh=zapato
Macher=hacedor

JuanRa Diablo dijo...

¿Estás intentando decirnos que a ZP en Alemania le conocen como José Luis Schuhmacher?

No, me temo que no ibas por ahi, no?

ranascalvas dijo...

-Papá,papá,¿dónde está Rusia?.
-Pregúntaselo a mamá, es la que ordena la casa.

;)

Martha dijo...

Alaaaaaaa...no tenía ni idea de todo esto!

Me encantan este tipo de historias curiosas! ^^


Aaaaah! Yo también leo los comments! ;)

Besicooooooos!

adriana rey dijo...

dónde te metes extraño? no olvides que te debes a tu público!
Espero que estés bien. Saludos!

El extraño desconocido dijo...

Hola Adriana!

estoy bien, no te preocupes. Solamente en mi vida extranetil tengo ahora mismo un poco de lío, así que no encuentro el tiempo para escribir. Lo que hace todo esto mucho peor es que tengo mucho trabajo, asi que el tiempo de curro tampoco lo puedo usar para escribir.

De todos modos pronto escribire otra entrada, igual incluso hoy (no prometo nada)

Un beso

xenia dijo...

Pues esperemos que así sea, nos tenías acostumbrados a otra cosa y ahora tus lectores te reclaman, pero bueno por lo que he leído esta justificado... va te perdono! :P

Besos Don Guay! xD

JuanRa Diablo dijo...

Extraño, por si acaso tardas en pasar por el Infierno y no te llegas a enterar, quiero informarte que ya está abierto el plazo para votar a cinco compañeros.
Tienes mucho tiempo para pensártelo pero no dejes de hacerlo, por favor,

Mucha suerte!

Anónimo dijo...

Buenísima la historia,y puedo dar un poco de crédito a ella,ya que trabajo para una de las marcas y se cuenta la historia de tanto en tanto,aunque lo del amorío no lo tenía en claro...Y para que sepan,también leo los comentarios,hay algunos que están muuuuuuuuy bueno...
Saludos a todo y ha sido un gusto...
Brenda!