martes, 28 de abril de 2009

Las Torres de Hanói

Según la Wikipedia, Las Torres de Hanói es un rompecabezas o juego matemático inventado en 1883 por el matemático francés Éduard Lucas, el cual también se dedicó a otras cosas mucho menos interesantes como estudiar la serie de Fibonacci (famosa como ninguna pero de utilidad más bien dudosa) o crear un test de primalidad, que supongo que servirá para saber cuán primate es una persona según cómo conteste a unas serie de preguntas.

Cuenta la leyenda que Éduard, una vez convertido en prestigioso profesor de matemáticas de la universidad de París y un tanto bajo de moral por seguir siendo virgen a los cuarenta y un años, comenzó a cortejar a una compañera del departamento, una tal Anne-Marie Gonnord, que estaba bastante buena según mis investigaciones. Sin embargo, Éduard pronto descubrió que su amor estaba liada con otro de los profesores de matemáticas del centro: Pierre Deschamps, un hombre bastante apuesto pero que olía mal a partir del día quince de cada mes. Éduard, frustrado por la situación, decidió intentar humillar matemáticamente a su adversario para así conquistar el corazón de Anne-Marie.

Tras varios duelos de multiplicaciones de números de cuatro dígitos durante los descansos entre clase y clase, y al ver que no había vencedor claro, los dos profesores decidieron quedar un día a la salida de clase para batirse en un complejo duelo matemático real, naturalmente hasta que solamente uno quedase entero. El perdedor no podría acercarse a Anne-Marie en los próximos 2+7/5*21^7 años, que son más de 2.500 millones de años (casi media eternidad según los estudios más recientes).

Éduard, a sabiendas de que Pierre tenía todos los libros clásicos de acertijos matemáticos, comprendió que su única oportunidad de no morir virgen era idear un nuevo juego matemático que pillase por sorpresa a su adversario. Por esa razón ideó las Torres de Hanói, con las que finalmente saldría victorioso de su duelo.

Tras su derrota, Pierre se puso a trabajar en el Zara calculando precios y nunca se volvió a saber de él. Anne-Marie se lió a las dos semanas con el profesor de educación física del instituto de al lado y Éduard murió virgen pero al menos pasó a la historia con su jueguecito.

------ Las Torres de Hanói ------

El juego se puede comprar fabricado en madera y con piezas coloreadas, pero aquí voy a explicar la versión de bar, para librarte del amigo pesado que siempre se las da de listo.

Necesitas: tres posavasos, una servilleta y un bolígrafo.

Coloca los tres posavasos (A, B y C) uno al lado del otro. Corta ahora la servilleta en seis trozos y escribe en cada uno un número, del uno al seis. Ordena los trozos con los números de menor a mayor: el uno arriba del todo y el seis abajo. Por último, deja los trozos encima del posavasos de la izquierda. Esa es toda la preparación.

- Esta sería la situación inicial -

El objetivo del juego es pasar los seis papelitos, ordenados igualmente de menor a mayor, al posavasos de la derecha. Para ello hay que seguir las reglas siguientes:

1 – Solamente se puede mover un trocito de papel cada vez.

2 – Nunca se puede depositar un número encima de otro número menor que él.

3 – Solamente puedes mover el número de más arriba de cada posavasos (osea, el menor).

Según las reglas, el primer movimiento no puede ser otro que coger el papel número uno y dejarlo sobre el posavasos B o C. Lo dejaremos por ejemplo sobre el B. Nos quedaría entonces la siguiente situación:


- Situación tras el primer movimiento -

Ahora tendríamos dos posibilidades:

1-Mover el papel número uno al posavasos C.

2-Mover el papel número dos al posavasos C. Obsérvese que el papel número dos no podría llevarse al posavasos B por estar ahí el papel número uno, el cual es menor que dos.

El juego parece fácil pero no lo es, así que solamente tenéis que apostaros una cerveza a que vuestro amigo no lo resuelve en menos de... veinte minutos, por ejemplo, y ya está neutralizado. Cuando lo haya resuelto la primera vez él solo, por supuesto le pedís que lo vuelva a hacer con vosotros delante. Que os divirtáis.

16 comentarios:

Brubaker dijo...

Pues voy a jugar a este juego, para ver si por fin pierdo en algo, ya que me aburro de ganar, jejejeje

X dijo...

Lo he resuelto mentalmente (sin utilizar posavasos, servilletas ni derivados) en unos cinco minutos. Estoy sorprendido de mí mismo, porque estas cosas se me suelen dar mal. xD
Lo cierto es q igual no es tan fácil, pero tampoco tan difícil, dado que el hecho de que cada vez que vas a mover no haya mucho donde elegir reduce las opciones y facilita el asunto. En cualquier caso parece útil para librarse de alguien. :D

Joseph Cartaphilus dijo...

Yo tengo una pregunta.

La masturbación no se había inventado por esas fechas?.

Curiosidad, nada mas.

Dichosas mentes perturbadas, el juego que dan

El extraño desconocido dijo...

Brubaker: menos humos, hombre!

X: puede ser que incluso sea mas facil hacerlo mentalmente. Uno se puede llegar a liar mucho con los papelitos y los posavasos. De todas maneras pruébalo, gandul, que no cuesta nada la preparación!

Joseph: se había inventado, pero tenía muy mala fama como todos sabéis, sobre todo por culpa de la iglesia y los fabricantes de condones.

Superpatata dijo...

Oye, pues está muy bien la versión casera del juego, lo intentaré a ver si lo consigo y quien sabe si me apuesto algo con alguien, es buena idea jeje.
Por cierto, me ha gustado mucho que nos contaras los líos amorosos del departamento de matemáticas, menuda labor de investigación!! Hasta los detalles conocías jeje ;-)
Saludos!!

ranascalvas dijo...

Todo parecía bastante obvio hasta que he sacado el 4 del montón inicial... La verdad es que no me esperaba ser tan crack como tus otros lectores y sacarlo a la primera, pero lo que me sorprende es que llegados a ese punto en vez de avanzar no sé cómo me las apaño para volver al principio... no sé si me explico... que lo repongo todo en el montón A, vamos.
Creo que se me dará mejor con una cervecita en la mano y en un bar. Ya te cuento cómo van mis progresos

ps: sin duda, eres un crack alejando a tus amigos pesados... vaya que sí!

Yyrkoon dijo...

Joven, joven, joven, si hubieses estudiado esa carrera tan inútil que algunos llamáis informática y otros llamamos trabajo, te habrían hecho resolver las torres de Hanoi antes de destetarte de unas 50 maneras diferentes (50 maneras de resolver, no de destetarte). Aún así me ha gustado la Drunken version. Me la apunto.

xenia dijo...

Esto está chupao!!! ;P

adriana rey dijo...

los seis papelitos se puede comprar en algun lado? me cansa cortarlos y escribir el número

El extraño desconocido dijo...

Superpatata: has visto? os doy datos que ni están en la Wikipedia! Soy todo un periodista hecho y torcido.

Ranascalvas: No es nada raro, es lo que le suele pasar a la gente las primeras veces. El quid está en entender cómo funciona en lugar de utilizar ensayo y error.

Yyrkoon: jajaja! La carrera también es conocida como síndrome de frikismo. Me gustaría saber al menos tres de las 50 maneras de resolverlo, my friend!

Xenia: jajajaja! (obsérvese que es un "ja" más que para Yyrkoon). ;P

Adriana: Como dice un gran amigo chileno, eres más floja que la mano izquierda!

Alba dijo...

Bueno, prometo intentarlo... en cuanto tenga un ratito.

Pobre hombre, al final no se comió un colín.

Un beso

JuanRa Diablo dijo...

Yo no quería contestarte hasta que lo resolviera. Pero me estoy empezando a poner nerviosillo.
Vamos, unas ganas de buscarte por Zaragoza pa' extrangularte que no veas... ¿¿¿COMO C*ñ* SE RESUELVE ESTO??? ¿VEINTE MINUTOS? NI 20 DIAS!!!
TU VIDA CORRE PELIGRO, DON GUAY

El extraño desconocido dijo...

Alba: tomatelo con calma! No, al final virgen se quedó el hombre, pero por lo menos paso a la historia.

JuanRa: jajajaja! no querías técnicas contra tus amigos listillos? Pues ahí está. Si no te sale preguntale a tu hermano, que fijo que lo resuelve nada mas verlo. Saludos y no te me enfades, hombre, que lo mejor esta por llegar :D

Yopopolin dijo...

anda, esto lo se hacer yo... como dice X, siguiendo las normas, al final se reducen las posibilidades y va saliendo solo... de aqui pa aca, y de aca pa alla... y asi hasta que los tienes todos... es facil!!

saludos don guay!!

ranascalvas dijo...

yo lo sigo intentando de vez en cuando, pero he perdido el 6...

El extraño desconocido dijo...

jajajajjaaajaja! ánimo mujer!