sábado, 17 de enero de 2009

La evolución de la tecnología: vender cada vez más

Hace cientos de miles de años: la memoria.
Hace 40.000 años: las pinturas rupestres.
Hace 5000 años: las tablas de arcilla.
Hace 1.500 años: el pergamino.
En el siglo IX: la pluma.
En el siglo XV: la imprenta como medio de difus¡ón (su invento en sí es anterior).
En el año 1885: las tarjetas perforadas.
En la década de 1950: la cinta magnética.
En 1956: el disco duro.
En 1978: los diskettes de 5,25".
En 1984: los diskettes de 3,5".
En 1992: se produce el primer disco compacto.
En 1994: las memorias Flash (tarjetas de memoria, vamos).
En 1995: las memorias USB.
En el 1999: el primer DVD (su estandarizaci¡on es mucho más reciente, claro).

Seguramente he olvidado algún formato, pero de todas formas no hace falta más para darse cuenta del acelerón que han pegado las técnicas de almacenamiento de datos en los últimos años. Los nuevos sistemas quedan obsoletos cada vez más y más rápidamente, y eso no es ningún secreto.

La televisión a color apareció allá por el año 51. Unos años después mi tío lejano Robert Adler ideaba un mando a distancia prehistórico que funcionaba emitiendo chasquidos de diferente frecuencia dependiendo del botón que se pulsase. La tecnología no avanzó demasiado en los siguientes cuarenta y cinco años...

Mis padres compraron una televisión en 1997 y hasta el 2005 (más o menos) seguía siendo un aparato relativamente actual. Era entonces cuando los televisores de pantalla plana, ya fueran de plasma o LCD, empezaban a convertirse en un estándar y dejaban de ser un artículo de lujo. Se empezaban a escuchar expresiones del tipo "necesitamos un televisor de pantalla plana, cariño, que la Choni se ha comprado uno". Poco tiempo después aparecerían los televisores de alta definición (HDTV) y un amigo mío se compraba uno de 48 pulgadas por más de mil euros. Sin embargo, hoy en día incluso éstos modelos (de dos años de antigüedad) han quedado ya obsoletos con la llegada del Full-HD, formato para el cual dudo bastante que existan películas. Pero no todas las imágenes están en movimiento...

Las primeras fotografías realizadas datan de 1826 y fueron tomadas por el francés Joseph-Nicéphore Niépce utilizando una cámara hecha de madera. Treinta y nueve años después, en 1856, Johann Zahn construía la primera cámara portátil. No fue hasta 1988 que apareció la primera cámara fotográfica digital tal y como las conocemos, la cual almacenaba las imágenes en una tarjeta de memoria interna de 16 MB y utilizaba una batería para mantener los datos en la misma.
Desde entonces la fotografía ha avanzado a pasos agigantados. En 1999 una cámara digital de 2.73 megapixels costaba unos 6000 dólares (calderilla, vamos), y tan sólo diez años después seguramente tengas una cámara de mayor definición que aquella en la parte trasera de tu móvil. Hablando de móviles...

El teléfono no fue inventado por Alexander Graham Bell tal y como todos pensamos sino que, según la resolución número 269 del 11 de junio de 2002 del Congreso de los Estados Unidos, su autoría se otorga a Antonio Meucci allá por el 1871. Pasados nada más y nada menos que ciento doce años y con la casi única evolución de cambiar del teclado de ruleta como en la foto al teclado digital, en 1983 presentaba Motorola el primer teléfono móvil, un peso pesado de los teléfonos con 780 gramos; casi nada. Tengo un amigo que ni siquiera es capaz de levantar tanto peso. Hoy, veintiseis años después de aquel primer móvil, los teléfonos fijos son ya pieza de museo y los móviles tienen de todo menos cafetera.

Así podría seguir relatando la evolución de múltiples inventos hasta que me cansase o me restringieran el acceso a la Wikipedia por abusón, pero supongo que os aburriría. Por eso querría cerrar este post por donde lo empecé: el almacenamiento de datos.

Pasada la lucha encarnizada entre los dos nuevos sistemas, el Blu-ray y el difunto HD-DVD, y en pleno intento por parte de multitud de fabricantes de encasquetarnos el primero como nuevo estándar que deje obsoletos a nuestros queridos DVDs, he descubierto la existencia del HVD (holographic versatile disc), el cual lleva en proceso de desarrollo desde el 2005 y está en una fase tan avanzada que incluso han sido publicados datos del mismo. Su capacidad de almacenamiento sería de hasta ¡3,9 Terabytes!. 3,9TB son 3900 Gigabytes o, lo que es lo mismo, unos 830 DVDs. Como dato adicional, que sepáis que los Blu-rays de doble capa tienen una capacidad de 50 GB (78 veces menos).

Resulta entonces que, en plena lucha por instaurar este nuevo sistema de Sony, ya existe uno nuevo que le da mil vueltas pero que está escondido en la recámara. No sé, pero yo ahora mismo me siento un poco estafado... y eso que he pasado las Navidades sin comprarme un reproductor de Blu-Ray ni una Playstation 3.

21 comentarios:

X dijo...

Este tema realmente me preocupa así que me voy a poner serio. Yo, que además de coleccionista soy imbécil, me compro muchos DVD. Muchos igual no, no es que me compre ni siquiera uno al mes, pero es posible que sí doce al año, cuando llegan los 3x2 (ahora es más bien 4x2'6) aprovecho para llevarme unos cuantos y suelen ser predominantes en mis listas de Reyes. En una época en que lo normal es bajarse las pelis de internet, tener 100 DVD, aunque no sean precisamente un museo, es raro. No me importa si es más o menos raro, lo que me preocupa es que el dinero que han costado pueda caer en saco roto. Y ahí entra el maldito Blu-Ray. ¿Cuánto tiempo duró el vinilo (al margen de que siga existiendo en ámbitos indie y dance)? ¿Cuánto el MC? Y el CD ahí sigue. En vídeo, el VHS le ganó la partida a Beta y duró bastantes años. El DVD apenas lleva diez y ya lo están jubilando. Y aunque de momento cualquier dispositivo Blu-Ray lee DVD (si no me han engañado) llegará el día que deje de ser así, cosa que no habría pasado de ganar el HD-DVD. E independientemente de si puedo seguir viendo mis DVD en el futuro, dejarán de fabricarse en este formato, eso sí es una realidad (o mejor dicho será una realidad), con lo que mi filmoteca será un híbrido en lo que a continentes se refiere, lo cual es muy incómodo a ojos de un coleccionista. Todo esto me preocupa del puto supuesto avance tecnológico.

Por cierto, mi móvil tiene cafetera. xD

Yyrkoon dijo...

:S

Haaaaala, un post no chorra en esta página!!!

De piedra me he quedado, no tengo tiempo, ya lo comentaré más tarde (conste que ya lo he leido)

Brubaker dijo...

Pues resulta que a mi son este tipo de post los que me gustan.
El otro día vi en la tele a un inventor (o ingeniero o físico, no me acuerdo), que ahora no inventan algo para satisfacer una necesidad, sino que inventan algo y luego crean una necesidad, y comentaba que esto pasa incluso con los medicamentos.
Lo cierto es que ahora las compañías se han dado cuenta de que ganan más dinero haciendo cosas más baratas que se queden obsoletas cada 3-5 años, que haciendo cosas que duran "toda la vida", sino recordar cuantos años duraban las antiguas teles o las primeras lavadoras. Todo hay que decir que todo aparato tecnológico actual (caro o barato) va a tener una corta esperanza de vida.

Yopopolin dijo...

joe, no sabia yo lo del HVD, que fuerte me parece... voy a pasar del blu-ray... me parece a mi. Para que me lo jubilen en otros 5 años??

a mi me pasa como a X, que ademas de coleccionista soy idiota, y tambien me compro muchos DVD, pero de todos modos yo aun tengo la esperanza de que pueda ver mis dvd por los siglos de los siglos amen... iluso de mi...

salu2

Cris dijo...

A mi es que ya la tecnología esta empieza a perderme y superarme. Tanto cambio, tanta sigla, tanto cambio de precios, formatos, formas y colores.... que cada día se me hace mas complicaó... yo voy pá atrás como los cangrejos... acabo en una casa en la montaña sin nada pero fijo...

besos (sigo por aqui sea con el nombre que sea)

(!) hombre perplejo dijo...

Pero mira que somos burros !) ¿Qué más da que saquen el Blu-Ray o cualquier otro nuevo formato si podemos seguir viendo nuestras películas en dvd indefinidamente. Yo todavía sigo poniéndome vinilos que compré en mi adolescencia y disfrutándolos. ¿Desde cuándo el hecho de que exista la tecnología posterior evita que yo opte por la anterior? ¿Es que porque exista el mp3 ya no puedo escuchar cintas magnéticas en el coche? Sucumbís a peligrosas palabras, como "obsoleto" o "coleccionismo", que han sido reformuladas por empresas cuyo objetivo es re-venderos lo que ya tenéis. !)

Vera dijo...

Lo de que los aparatos tienen una vida media que no sobrepasa mucho los cinco años y que las empresas son conocedoras de este hecho se sabe desde principios del siglo XX. Si las cosas duran eternamente y no se rompen o se renueban por otras, la gente no compra, los fabricantes no producen y no hay negocio. Eso es un hecho.
Hace bastante tiempo (creo que antes del 2005) ya oí hablar del HVD en proceso de experimentación. Un dispositivo plano que era capaz de almacenar datos en 3D . Era casi ciencia ficción cuando lo oí la primera vez, y vete tú a saber cuanto tiempo lleva en la recamara escondido para causar más efecto y sacar más beneficios a otros dispositivos con menos capacidad.
Muy interesante tu post de hoy extraño, aunque me has dejado de piedra con lo de Graham Bell. Esta es la típica pregunta en la que a la gente de mi generación nos pillan siempre en figurillas, como con la de ¿cuantos son los continenteees?...en mis tiempos eran 5 (que viejuna estoyyyy!!) ;D
besos extraños

Vera dijo...

Si es que así no hay quien gane al trivial...XD

MaRía dijo...

A mí la evolución de la tecnología me tiene un poco perdida, la verdad... yo soy feliz con una minicadena normalita (con radio y CD), un teléfono móvil normal (para llamar y mandar sms), una tele (me da igual cómo sea mientras me permita ver una peli... eso sí, si es grande, mejor ;)) y un portatil de lo más normal.

Odio esas conversaciones en las que se habla de los avances tecnológicos en las que no puedo participar, sino sólo escuchar y aún así, no enterarme de nada.

Besos, pásate por mi blog y lee mi última entrada :)

Brubaker dijo...

Por cierto yo creía que el CD era anterior. Yo con esto de la tecnología me siento un cro-magnon, ya que pase del walkman de cinta clásico al móvil con mp3,y casi no lo uso. En ese periodo de tiempo no me "actualice" con un discman, minidisc, discman con mp3 y sabe Dios que más inventos.
Por cierto creo que en este post mencionas muchos de los aparatos tecnológicos que se pueden encontrar en el Museo Consumista de Antonio.

xenia dijo...

Yo es que me pierdo con esto de la tecnología, aparte que poco interes le pongo la verdad. Yo me entero de que ha salido algo nuevo cuando hace un año que esta en el mercado, imaginate!! eso si, si de algo me entero que ha salido nuevo me espero a que pasen un par de años y si interesa lo compro que más barato :DD.

Se aprobechan de los consumidores fanáticos de las nuevas tecnologías, a mi no me pillaran ^^.

Yowa dijo...

hay otras cosas que podrían llegar a sorprendernos más.. nose si alguien lo sabrá, quizá fui yo, pero un dia leí por la red que el HD-DVD le da unas cuantas patadas al blu-ray, no muchas, pero es bastante mejor... Lo que pasa que hoy en día el marketing gana.

El extraño desconocido dijo...

X, verdaderamente lo que mas jode es tener peliculas y que llegue algun dia en que ni siquiera las puedas ver. Ademas de que te parezcan una puta mierda porque existe un formato de calidad mucho mayor. Por ejemplo ahora mismo es dificil ver pelis en VHS con el ojo acostumbrado a los DVD.

Yyrkoon, todavia espero tu comentario...

Brubaker: Tienes toda la razón, pero a la vez es ese consumo el que motiva el avance tecnologico. Si no fuera porque compramos televisores LCD nunca llegarían los "teleproyectores en 3D con olor incorporado", que seguro acabaran llegando.

Yopopolin, yo tambien he decidido pasar del Blu-ray. Dudo mucho que llegue a ser un estandar como ahora el DVD.

Cris, no acabes en una casa en la montaña sin nada de nada; llevate por lo menos una PSP para pasar el rato!

Perplejo: creo que te he contestado ya en los comentarios anteriores. Tienes razón, pero solo en parte. A mi por ejemplo escuchar las cintas de musica que me compre de jovenzuelo me producen arcadas (por la calidad sonora, no por la musical).

Vera: yo también me quedé de piedra con lo de Graham Bell, pero me dio que pensar. Estoy seguro de que si el nuevo inventor oficial de la bombilla hubiera sido un norteamericano, entonces seguro que todos nos habriamos enterado. Curioso.

Maria: gracias por el nuevo premio y por acordarte de mi. Para ser antitecnologica no tienes mal repertorio, eh?

Xenia: haces bien esperando un poco a comprar, porque con la evolucion de los precios siempre pasa lo mismo en tecnologia.

Yowa: según lo que yo se el HD-DVD tiene practicamente la misma capacidad y velocidad de lectura que el blu-ray, pero igual alguien por aqui lo sabe a ciencia cierta.

Cris dijo...

Venga... la PSP... aunque soy mas de nintendo de hace unos años que ya le voy cogiendo el tino...es que para que veas como voy con retraso yo con esto...

besos

Brubaker dijo...

Anda que no tenias a gente que contestar eh. Tienes un publico fiel y que se ve que ha leído tu tutorial de poner comentarios.


Saludos

JuanRa Diablo dijo...

Hola. Vengo por recomendación de MaRía.
Toda una lección de historia de la tecnología la que nos das y que me hace ver que me estoy quedando muy atrás en conceptos tecnológicos. Y no sé por qué me resisto un poco a saber de qué va todo lo último, como si me diera una pereza espantosa averiguarlo hasta que todo se va metiendo poco a poco en nuestras vidas y se nos hace sencillo y familiar.
Un saludo!!

Trenzas dijo...

Hasta tú has cambiado de formato en menos de una semana :)
Yo soy de las perezosas para cambiar de sistemas. A veces, no hay otra, porque para aquello que deseas conservar ya no se fabrican componentes o porque, realmente, hay alguna cosa nueva que te facilita la vida, como los "pen" o las impresoras con fotocopiadora.
O cuando, de repente y a traición, Windows, cambia su sistema operativo coincidiendo con el fundido total de mi placa base. Entonces cambias de ordenador y resulta que ya no te valen las grabadoras externas, ni esto ni lo otro....
Y si se consolida ese rollo del cambio de DVD, mi hermano y yo nos suicidaremos, porque entre los dos acumulamos como unas 2.000 pelis y documentales.
Así que ni te cuento como has dejado mi cuerpo serrano con la expansión de la noticia :)
Tú me gustas, Extraño, pero si me sigues contando cosas como éstas, creo que te bajaré un peldaño del pedestal.
Ea, ea, no me llores ¡que era una broma, caray!
:)
¡Besos...!

Yyrkoon dijo...

jajajaja, se que estás ansioso por conocer los comentarios de este magnifico colaborador, pero es que ya no me acuerdo que decía el post y no me ha apetecido volver a leerlo aún, quizá mañana, quizá pasado, quizá nunca. En cualquier caso sigo aquí esperando uno nuevo, por eso no te preocupes
;)

El extraño desconocido dijo...

Cris, la mejor era la primera Nintendo que existió: la NES. Menudas tardes me he pegado jugando a las tortugas ninja con mi hermano, jeje.

Trenzas: Estás en una situación parecida a X, igual podéis consolaros mutuamente que lo necesitaréis. Porque es una putada... Que sepas que me has asustado con lo de bajarme del pedestal, eh? con lo comodo que se está aquí...

Yyrkoon: estás hecho un figura, macho. Te mueves en la frontera entre la admiración hacia mi blog y el trollerismo, jajaja. Hoy, fiel a mi cita de los viernes, espero escribir un nuevo post. Bueno, quizá hoy, quizá manyana, quizá pasado... :-D

El extraño desconocido dijo...

y por último, vamos a saludar todos a nuestro nuevo amigo JuanRa Diablo...

HOLA JUANRA DIABLO!!!!!!

Se nota que María es buena amiga tuya porque te ha recomendado un blog espléndido, jeje. Saludos y a ver si te dejar ver por aquí

JuanRa Diablo dijo...

:) Glubs. Habéis hecho que me ponga colorado... ¡Yo! Un diablo...