martes, 8 de julio de 2008

Todo vuelve a la normalidad

Mientras pensaba hace una semana en si debía escribir sobre la final de la Eurocopa escuché a través de la ventana a unos pájaros cantando. Aquellos pájaros no cantaban "podemos", sino que cantaban lo mismo de siempre: "pio, pio". Después de eso pensé que tenía hambre y me comí un bocadillo de jamón, tras lo que seguí pensando en los pájaros. Más tarde reparé en que los conductores circulaban por la calle sin la mano dormida encima de la bocina y sin un amigo fiestero asomado por la ventana derecha agitando una bandera, lo que en un principio me sorprendió. Deduje que esa gente se dirijía a su trabajo o volvía de él, hacía la compra, iba a buscar a sus niños a la salida del colegio, etc. La vida ya había vuelto a ser exactamente la misma que antes de empezar la Eurocopa.

Por fin logramos pasar de cuartos, y parece que una vez cogimos carrerilla ya todo fue coser y cantar (coser y cantar...¿de dónde vendrá esa expresión?). Oeee oeee OeeeOeee! Calle Viva la madre que parió a Casillas, qué ocurrencia más buena, sí, sí, jeje... pero... ¿y ahora qué?, ¿qué nos ha quedado a los currantes de todo aquello? Pues lo que explico en el siguiente párrafo:

Bla, bla, bla, blaaa.

Es decir, NADA. Cuando se ha pasado el efecto de la Eurocopa todo ha vuelto a ser igual. Aun así me quedo con tres cosas de este título:

A) Poder usar una bandera de España a modo de capa sin ser llamado por ello fascista.

B) La celebración después del partido a la que se unió un grupo de africanos tocando los tambores, bailando ellos y haciendo bailar a los españoles que se les acercaban; y también un marroquí con la camiseta de España y la bandera de su país a modo de falda. En definitiva, muestras de integración que espero hayan hecho pensar a algún que otro figura.

C) El manteo a Luis Aragonés.

Por último os pregunto, amados lectores: ¿por qué razón nos alegramos tanto al ganar la Eurocopa?

Y en caso de que tú no te alegraras de ganarla: ¿por qué crees que esa panda de neanderthales se alegró cuando España ganó la Eurocopa?

(Por favor inserte aquí mentalmente una frase ingeniosa con la que finalizar el texto, ya que a mi no se me ocurre ninguna)

13 comentarios:

Mike Parga dijo...

La eurocopa fue bastante buena, la verdad que España se llevara el título fue muy agradable.
Soy mexicano pero igual opinaré: tu observación no podría ser mas correcta, despues de una copa (en este caso la euro) no te deja nada al final si acaso aquella nostalgia agradable y el sentimiento de patriotismo exacerbado por unos cuantos días.
En cuanto a la frase ingeniosa, estoy un pocoo exiguo de ideas así que hare como que no lei lo ultimo.
Como es obvio seguiré visitando tu blog,me parece muy interesante, continua así para que las horas de ocio frente al computador valgan la pena.
Saludos.

En el Nucleo dijo...

EL futbol,y la mayor parte de las celebraciones,es lo que tiene... minutos,horas o dias de euforia,pero la vida sigue, el mundo continua girando y hay k volver.
Buena reflexion iwalmnt.
saludos

Nullien dijo...

A mí desde luego que me llamó la atención la ingente proliferación de banderas españolas por todos los lugares que alcanzaba mi vista. Incluso había por bastantes sitios la bandera del águila, y nadie decía nada... XD

[Mi hermano fue por ahí con la de la República, lo cual me pareció correctísimo XDDD]

Juliiiii dijo...

Como aficionado al fútbol y que ha vivido tantas y tantas decepciones, aun sabiendo, como dices, que nada cambiará en nuestras vidas, ha sido una especie de satisfacción o de revancha el haber ganado la Eurocopa. Es parecida a la alegría de que Nadal haya ganado Wimbledon. Ya sé que quienes se llevan la pasta son los deportistas, pero el rato que nos hacen pasar se agradece. Y pronto los Juegos Olímpicos, jeje.

El extraño desconocido dijo...

La satisfacción por ganar está ahí y yo también la sentí, pero es curioso que una vez se ha conseguido eso que tanto se deseaba uno se queda un poco vacío, preguntándose eso de:
-¿Y ahora qué?

Además de lo anterior me sorprende la efectividad con que se logra ese sentimiento colectivo de alegría por algo que, si se piensa objetivamente, nos debería traer sin cuidado. ¿No es eso manipulación de masas?

Creo que esta manipulación por parte de nuestra propia sociedad comienza ya en nuestra niñez, pero esto sería tema para otro post más que para un comentario.

Además no me canso de deciros: Gracias por los comentarios!

El extraño desconocido dijo...

Nullien un amigo mío al ver un coche del que asomaban cuatro o cinco banderas con el aguilucho lo llamó "granja de pollos", jeje.
También me gustó un notas que gritó durante el partido:
-Viva España!
Y todos:
-Vivaaaa!
El notas se creció y contestó:
-Viva el Rey!
A lo que (casi) todos gritaron:
-Vete a tomar por culo, gilipollas!

María dijo...

Yo la verdad es que la final la viví minuto a minuto... no soy aficionada al fútbol, pero no sé lo que tiene, que cuando es un partido importante me engancho y empiezo a gritar como una posesa... y me pongo nerviosa como si de ello dependiera mi vida. Es algo muy curioso...

Y con la novelería, hasta salí después del partido con un amigo en el coche a pitar... se crea un extraño vínculo entre la gente que te encuentras a tu paso y tú en esa situación... jeje.

Besos

María dijo...

Por cierto, me gusta mucho tu blog... te he puesto en el mío como recomendable :)

Besos

El extraño desconocido dijo...

A mi me pasa algo parecido, María. Muchas gracias por añadirme a mi lista.
Salu2

Anónimo dijo...

Me ha gustao muxo tu blog, saludos desde Argentina. Luis

Chica del Tren dijo...

jujuju
Juer no sabía que entre el mundo blog estaba una estrella estrellada como tu!! Dios, en que mundo vivimos, tendrías que estar ya entre los grandes (aunque sea de huelva), voy ha convertime en coolhunter para cazar talentos como té, será posible!!

fuck!

Chica del Tren dijo...

quise decir como TU (el ha sido un desliz del jodido teclado del mac , fuck fuck!!)

El extraño desconocido dijo...

Chica del tren!
además tu comentario está en la entrada falsa. Tienes que dormir más, jeje